Francis Millet

Francis Millet

jueves, 11 de junio de 2009

Rosas

Alma Tadema (1836-1912)

Las rosas de Heliogábalo

Desnudas, tus raíces
se sumergen en el húmedo silencio
que respiran.

Hay timidez en lo inmóvil de la imagen,
hasta ocultar el color en las asumidas sombras.

La luz nos descubre el secreto
de tus pétalos:
renacen cada día, al despuntar el alba.

3 comentarios:

ernesto51 dijo...

El poder y el encanto de las rosas. Cuanto nos pueden llegar a decir.

Saludos y una docena de rosas.

DRIADA dijo...

Gracias por pasar por mi jardin. Tu también veo que te dedicas a mas de un blog , espero visitarte . Un saludo

Nómada planetario dijo...

Es un derroche de sensualidad la imagen, que resulta muy bien descrita en tu poema.
Saludos desde una Málaga veraniega total.