Francis Millet

Francis Millet

martes, 9 de marzo de 2010

El secreto de Giotto


¿Está todo dicho?

***
Basílica Santa Cruz de Florencia

*****

Detrás de la fría luz
oculta la pupila presagios de dolor en la mirada.
Impasible el cielo
hace brotar en la herida noche un extridente grito,
preñando el aire de amenazadoras sombras.


foto:Reuters

3 comentarios:

Madame Minuet dijo...

Un secreto siniestro en un hombre tan bromista como era él. Inquietante imagen con ese juego a media luz, que usted refleja tan bien en sus palabras.

Feliz tarde, madame

Bisous

Syr dijo...

El verdadero secreto de Giotto di Bondone quizá esté en su propia historia vital, pues lo que pocas veces se conoce es que a los diez años guardaba los rebaños de sus padres y, tal era su inclinación por el dibujo que copiaba con su cayado las ovejas en el suelo, hasta que al pasar junto a él Cimabue, se quedó tan admirado que dirigió su formación artística. No sólo fue maestro del claroscuro, sino arquitecto y escultor del "campanile".

Salud y románico

Montarto dijo...

Las sombras determinaron el espíritu y la percepción del mundo antiguo. En ellas se agolparon las creencias, las leyendas, el temor, la razón y la sinrazón. En la luz de nuestros tiempos reaparecen las sombras, pero sin penumbras, sombras de inquietud plenamente iluminadas.
Un saludo