Francis Millet

Francis Millet

viernes, 10 de septiembre de 2010

Se desmorona el encanto


Antonio y Cleopatra (Alma-Tadema)


Indago interiores abiertos al diálogo,
peregrinación constante de palabras sin rastro y sin órden.
Un bullicio irónico desconcierta mi soledad cercenando futuros,
y me dejo vencer…

Me queda sólo descubrir el secreto de mis sueños, perdidos en el vértice de una agonía prematura, dónde las sombras del miedo se enroscan en las estridentes grietas del entorno. No me dejo aconsejar por las dudas e intento retomar el camino que discurre entre la inseguridad del silencio -melancólico y grave- y la sequía de lágrimas que padece mi piel. Me bastan noches que hayan perdido la magia de crecidas lunas, y cuelgue en el aire un desfallecido alborear.

!Qué hermosa visión para un mañana desesperado!

3 comentarios:

Narci dijo...

Enigmático y desconcertarte este hermoso texto, repleto de imágenes poéticas, que parecen acelerar con entusiasmo y frenar a un tiempo.. y es que el camino a veces es agreste, y precisamente de su aspereza sacamos la fuerza para seguir.

Besos

fgiucich dijo...

Las visiones que nos proponen ciertas noches nos llevan a caminar por senderos desconcertantes. Abrazos.

Syr dijo...

El encanto me llega a través de una noticia de TVE1, informándome de la exposición pictórica en París de la obra de Monet. El genio de la luz.

¿ Irás a visitarla Pilar?