Francis Millet

Francis Millet

viernes, 13 de marzo de 2009

La pasión del pintor: a la dama del guante

Charles-Auguste-Émile Duran
******
Tiembla el pincel adivinando contornos ocultos bajo la sobriedad de la época y busca en la elegancia el contraste de la luz. No hacen falta palabras: el hermetismo de la mirada aprisiona silencios de obligadas calmas, entre el amarillo celo y la desnudez de la pasión.

2 comentarios:

Malvís dijo...

" Porque hay manos que nacieron con guantes de caricias
Manos que están colmadas de la flor del deseo
Manos en que se siente un puñal nunca visto
Manos en que se ve un intangible cetro
Pálidas o morenas, voluptuosas o fuertes
En todas, todas ellas, puede un artista, engarzar un sueño"

Baruk dijo...

...Y porque experimentar la dulzura de una caricia amorosa, sólo puede sentirse a través de una mano ...sin guantes.