Francis Millet

Francis Millet

jueves, 21 de mayo de 2009

La condesa de Chinchón


Condesa de Chinchón
Óleo sobre lienzo
Goya
*****

Era inevitable acercarme a tí atraída por esa sensación de luz que hace resaltar el blanco. Contrasta la indiferencia con que pareces mirar lo que es tu nueva casa, y que no ha podido perturbar la presencia cercana de quien te hizo comodín en el juego de discordias y prebendas. Es ese silencio el que se impone al negro decorado que fue tu vida, y deja que sea el tiempo el que traiga aquella paz que te debía el nombre. En la confianza que te da el oscuro interior olvidas los caprichos palatinos de entonces, cuando esperabas la promesa de tu vientre grávido. Era el pincel el que acariciaba tu soledad de princesa desairada y triste, y sólo las sombras daban color al óleo que silenciaba el devenir de tu historia.

2 comentarios:

ernesto51 dijo...

Precioso retrato que refleja la admiración y el aprecio de Goya por la hija menor de su mentor el infante don Luis. Tiene la obra una luminosidad que resalta la figura de la condesa, evitando elementos que distraigan la mirada de ella.

De vida desgraciada por su matrimonio con Godoy, debido a intereses de varios tipos.

Gracias Pilar por acercarnos la obra pictórica, y por el texto magistral.

Saludos.

Baruk dijo...

Jó Pilar, que palabras más bellas y adecuadas.

Es un bonito reconocimiento, no ya a la pintura, si no a la persona de la que trata.