Francis Millet

Francis Millet

domingo, 7 de noviembre de 2010

Impresiones de invierno




Es tan hermoso el silencio del blanco,
tan limpio,
que llega con ternura.
El color,
apenas sugerido,

deja huellas de azúcar y escarcha
en las pupilas,
y hace crecer imágenes de liviano peso
en el aire
como caricias de niebla.
Descubro en este paisaje inocente
el gélido aliento de los árboles,
y el agua quieta y sin ruidos
en breve rumor de luz que no cesa.
Mientras,
en el horizonte,
el blanco se asoma curioso
con la timidez de un niño sin prisas,
y en los jardines
hasta elfos y hadas hacen muñecos que sueñan,
y es tan hermoso,
el silencio,
con su acento de paz y nostalgias
que calla aterido el deseo

de un pincel que pueda escribirle palabras.

5 comentarios:

Baruk dijo...

Tras esta bella descripción invernal, hasta me dan ganas de pasar frío!

Un beso

*

sirena dijo...

Muy bonito Pilar, describes una sensación como nadie, Besos, Carlota

ernesto51 dijo...

No solo de imágenes van cargados los versos, incluso se puede oler el ambiente de los campos nevados.

Una bellisima poesía para recibir el invierno. Genial.

Besos.

fgiucich dijo...

La belleza de la nieve!!! Abrazos.

Malvís dijo...

Hoy la carne aterida
el rojo hogar en el rincón oscuro
busca medrosa. El huracán frenético
ruge y silba, y el árbol esquelético
se abate en el jardín y azota el muro.

Llueve¡¡.

Salud y románico