Francis Millet

Francis Millet

lunes, 13 de diciembre de 2010

Identidad


La Gioconda
Leonardo da Vinci
Óleo sobre tabla. Museo del Louvre. París



Ella piensa
lo que no se atreve a decir con la mirada:
soy más que una esbozada silueta,
más que el curvado vértigo
de unos trazos de líneas y sombras,

soy más que ese silencio
que el pintor tergiversa en la tela …
Soy desnuda intimidad
de la que nacen pasiones y celos.







4 comentarios:

Narci dijo...

Dicen que los ojos son el espejo del alma, pero si realmente los ojos expresaran los pensamientos, pocos serían los que se atrevieran a mirar su prójimo cara a cara.

Buen poema y magnífica elección de la imagen o viceversa.

Besos

Baruk dijo...

y ella sigue pensando: "...y de toda aquella vida, soy aquello que quedo"


Un abrazo Pilar


**

ernesto51 dijo...

La mirada puede llegar a expresar mucho más que la voz, por esa razón, mucha gente no soporta mirarse a los ojos, temen ser descubiertos y que el otro le conozca realmente.

Un abrazo.

fgiucich dijo...

Una bella inspiración plasmada en un hermoso poema. Abrazos.