Francis Millet

Francis Millet

jueves, 24 de marzo de 2011



Narcissus

Desafía en el reflejo del aire su amarilla perfección
hasta perderse en el empeño:
al igual que al héroe, le sorprende la muerte
en una temprana primavera

6 comentarios:

ANTONIO CAMPILLO dijo...

Es posible que su temprana muerte dé como fruto la persistencia de la primavera y la vida.
Pilar, ¿conoces el cortometraje de Norman McLaren "Narcissus"?
Es excepcional. Díme si lo quieres.

desdelaterraza-viajaralahistoria dijo...

El mito de Narciso que ignora a la ninfa enamorada de él, y castigado por los dioses, por ello, a desconocer el amor que el negó es uno de los más conocidos y representados. Bonito cuadro para recordarnos el mito, y bonitas palabras para explicarlo. Un saludo.

Syr dijo...

Has elegido, Pilar, la elegía a la llegada de la Primavera, el cuerpo del infortunado Narciso transformado en la flor acampanada de amarillo pálido y blanca. Sin emabargo, el cuadro de John Waterhouse que ilustra tu entrada, también representa a Eco, objeto del amor no correspondido por Pan hasta el punto de maldecirla con el poder de la repetición que tanto enfurecía a los pastores que acabaron despedazándola y esparciendo sus restos por toda la tierra, lo que explica por qué la voz de Eco pueda oirse en muchos lugares, porque, quizá. nada de lo que digamos volverá ya a ser nuestro,

Salud y románico

fgiucich dijo...

Será cierto aquello que los elegidos de los dioses mueren jóvenes? Abrazos.

Baruk dijo...

Se precipitó en la muerte en el mismo instante que creyó que su imagen no correspondía a su semejanza. Curiosa reflexión.

Besos Pilar

*

Narci dijo...

siempre morimos un poco cuando cambiamos de angulo o de perspectiva para mirarnos a nosotros mismos, porque rara vez los reflejos nos ofrecen la misma imagen.

Besos